Colegio Calasanz | Junio 10 – El agua en el pozo
21436
post-template-default,single,single-post,postid-21436,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Junio 10 – El agua en el pozo

Junio 10 – El agua en el pozo

Un hombre pidió a un monje: “¿Qué te enseña tu vida de silencio? El monje, que estaba sacando agua de un pozo le dijo: “Mira abajo en el pozo; ¿qué ves? “No veo nada” respondió el hombre. Un poco de tiempo después el monje le repitió: “Mira de nuevo, ¿qué ves?” “Ahora me veo a mí mismo, mi espejo en el agua” El monje concluyó: “Cuando el agua está agitada no se ve nada; ahora el agua está tranquila. Y esta es la experiencia del silencio: El hombre se ve a sí mismo”
Parábola de los padres del desierto

Simple e iluminadora parábola de los padres del desierto, hombres que conocían el valor del verdadero silencio, ya que vivían en la soledad de la tebaida egipcia; cualquier comentario resulta inútil pues la escena es nítida en su significado simbólico. Quisiera subrayar solamente un trazo del relato, el que describe el agua agitada, en la cual no se puede ver el espejo ni es posible que en ella se refleje la luz del cielo. Ese es el estado propio de nuestra vida en la mayor parte de los casos.
Estamos presos de tantas cosas, aferrados a preocupaciones; como decía Santiago en su carta: “ codiciáis y no lográis poseer y matáis; envidiáis y no lográis obtener; combatís y guerreáis” (4,2), La existencia se transforma en un tormento, se está siempre estresado y agitado y sobre todo se siente aflorar el sabor amargo de la insatisfacción: Jesús en el sermón de la montaña repite seis veces: “No os afanéis” (Mt 6,25-34), para concluir: “Buscad primero el reino de Dios y su justicia y todas las cosas se os darán por añadidura” Y el reino de Dios está abierto a quien es simple y sereno como un niño ( Mt 18,3)

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.