Colegio Calasanz | Reflexiones
164
archive,paged,category,category-reflexiones,category-164,paged-4,category-paged-4,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Reflexiones

En el lenguaje, lo que mejor se comprende no es la palabra sino el tono, la intensidad, la modelación, el ritmo con el cual una serie de palabras se pronuncian. Friedrich Nietzsche Todos saben qué decisiva es la tonalidad en la música, que es una verdadera y...

Encuentra tiempo para reflexionar: es la fuente de la fuerza; encuentra tiempo para jugar: es el secreto de la juventud; encuentra tiempo para leer: es la base del saber; encuentra tiempo para ser amable: es el camino de la felicidad; encuentra tiempo para soñar: es...

Hay harta razón para que Roma sea llamada eterna, porque eterno es indudablemente el efecto que produce en la conciencia; se ama incluso su corrupción, más que la integridad de otros lugares. Henry James La solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo, que se celebra hoy, nos...

El hombre verdaderamente prudente, que se mantiene al margen, es como un árbol que crece en un jardín, florece y multiplica sus frutos … Su fruto es dulce, su sombra agradable y encuentra su fin en el jardín. Amenemope En el libro de los Proverbios, (22,17-24,22) se...

Nunca he conocido un hombre que, viendo sus propios errores, supiese culpase a sí mismo. Confucio Los errores del hombre lo hacen particularmente amable Johann v. Goethe. He juntado dos frases de argumento análogo que he anotado durante lecturas diferentes; la primera proviene del horizonte lejano de China del...

Hambriento de colores, de voces de pájaros, sediento de palabras buenas, de compañía, cansado y vacío en la oración, en el pensar, en el crear. ¿Quién soy yo? Hoy soy uno, mañana, otro. ¿Soy los dos al mismo tiempo? Dietrich Bonhoeffer El primer servicio que se debe...

Todo el estudio de doña Práxedes era secundar el querer del cielo; pero cometía a menudo una gran equivocación, que era tomar por el cielo a su cerebro. Alejandro Manzoni La ironía manzoniana es a menudo fulminante. Sobre todo, cuando el escritor quiere atacar los lugares comunes,...