Colegio Calasanz | Los jóvenes ante la historia: ¡Debate sobre la nueva Constitución!
23641
post-template-default,single,single-post,postid-23641,single-format-standard,sfsi_plus_actvite_theme_default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Los jóvenes ante la historia: ¡Debate sobre la nueva Constitución!

Los jóvenes ante la historia: ¡Debate sobre la nueva Constitución!

El Centro de Estudiantes del Colegio Calasanz organizó este encuentro con el apoyo del departamento de Historia

 

Daniel Palacios Ybarra

Con posiciones cargadas de veracidad que invitaron al análisis, transcurrió este miércoles 31 de agosto un debate sobre la Nueva Constitución en el auditorio Paula Montal del Colegio Calasanz. El evento se desarrolló a tan sólo 4 días del plebiscito del 4 de septiembre. Día que podría pasar a la historia por poner fin al texto constitucional del gobierno militar de Augusto Pinochet o abrir una oportunidad a otra propuesta que sí represente los derechos de los ciudadanos. Esto, de acuerdo a la posición que defendió cada uno de los debatientes, invitados por nuestro Centro de Estudiantes.

A favor del Apruebo se presentó Carlos Moya, investigador y doctor en Psicopedagogía de la Universidad Católica Louvain-la-Neuve en Bélgica y representante de la Fundación Nueva Sociedad y Educación. Y en representación del Rechazo: Cristóbal Pallison, estudiante de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, galardonado con el Premio Espíritu UC por sus importantes aportes en temas de Sustentabilidad.

Sandra Mancilla, directora de nuestra institución, felicitó la iniciativa del CEDECC por innovar con una agenda que añade valor más allá del Día del Estudiante o la Semana del Colegio. “Para mí es una alegría muy grande poder acompañarles. No podría no estar contenta con esto, por verlos reunidos de cara a un momento histórico en el país, que jamás imaginé ser testigo. Estamos a horas de vivirlo, con el acompañamiento de nuestros invitados, que son una muestra perfecta entre experiencia y juventud”, destacó la docente.

Por su parte Martina Quintana, presidenta del CEDECC, invitó a sus compañeros a comportarse a la altura del debate que “lejos de sembrar la división, promueve el diálogo y la democracia. Nos llena de emoción ver este auditorio lleno de personas con convicción política”, señaló Martina.

El Debate

Acto seguido, inició la presentación de Cristóbal Palisson quien levantó su mano ante los jóvenes para mostrar un elemento que apenas era visible. “¿No se ve? Les comento que esto es un pedazo de bala que me encontré entre los escombros del estallido social de 2019, que viví en carne cruda. Pese a toda la violencia que hubo esa vez, el estallido fue un proceso necesario para tomar conciencia de todas las desigualdades durante los últimos años”, comentó el invitado quien confesó haber simpatizado, en principio, con la opción del Apruebo.

Pero eso se vino abajo, explicó, cuando le tocó presenciar las sesiones de la Comisión Constituyente. “En esos encuentros vi a personas que se insultaban, se denostaban. Lo que llevó a cuestionarme si esas son las personas que van a asentar los principios que van a regular nuestra convivencia cívica”, destacó el joven universitario.

Al mencionar los peligros que, en su criterio, tiene la nueva propuesta de Constitución señaló que en nombre de la plurinacionalidad y el reconocimiento de los pueblos originarios, “se pueda llevar a perjudicarlos por personas que indebidamente se apropien de su causa y la usen como instrumento para aplicar su criterio arbitrario, a costa de cerca del 90% de la población que no se considera indígena. Yo represento a las personas que votaron Apruebo en el plebiscito de salida y que ahora estamos desilusionados. No se trata de quedarse con la Constitución de Pinochet o con la nueva. Chile se merece algo mejor ¡Queremos una nueva Constitución, pero no esta!”.

Contrastes

Carlos Moya, entretanto, invitó al auditorio a comprender la próximo 4 de septiembre como una oportunidad de fortalecer la democracia con este proyecto de Constitución que lo califica como importante por considerar desde su redacción a factores de derecha e izquierda, trabajadores, empresarios y pueblos originarios.

“Se ha hecho un debate que por la fuerza de la confrontación ha ido cambiando de rostro. Ya no tenemos un debate, sino una crisis constitucional. Lo que debe morir en Chile es la vieja Constitución: esa de la Junta Militar, y que una parte de la clase política se ha negado a cambiar en los últimos 30 años porque favorece la privatización de los derechos sociales. Por eso es genial que los estudiantes hayan dicho ‘no son 30 pesos, son 30 años”, explicó Carlos Moya, citando la frase icónica del estallido de 2019.

Sentenció que es mentira o bastante improbable que, si no se aprueba este proyecto de Constitución, se presente otro. “Si ganara el Rechazo, seguiremos luchando, seguiremos yendo a las calles. ¡Habrá más estallidos sociales! A los que plantean como alternativa conservar esta Constitución para reformarla porque nadie la quiere, les advierto: ¡aquí no hay otra alternativa! Este domingo podemos elegir entre la nueva Constitución (que la podemos reformar, evidentemente) o la vieja Constitución: que nos mantiene amarrados a esa idea del país profundamente injusto. ¡O nos anclamos al pasado o vamos a un camino de esperanza que construirán ustedes mismos!”.

Apruebo versus Rechazo, representados en Carlos Moya y Cristóbal Palisson, son dos visiones de país que tuvieron cabida en nuestro colegio. ¡La cita es el próximo domingo, para votar con criterio y desde la razón por el Chile que queremos!

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.