Colegio Calasanz | Al libro en su día
22960
post-template-default,single,single-post,postid-22960,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Al libro en su día

Al libro en su día

Estudiantes, docentes, sacerdotes y demás funcionarios del colegio Calasanz se sumaron a la buena onda de la lectura

Daniel Palacios Ybarra

Convertirse en Dante, Cruella de Vill, El Principito, Caperucita Roja, Don Quijote y hasta Harry Potter no fue un problema. La celebración del Día Internacional del Libro, el pasado viernes 23 de abril, dio para sacar lo mejor de la creatividad de nuestros estudiantes y docentes, que se sumergieron en un mundo de ficción, dramaturgia y letras, en una actividad liderada por el departamento de Lenguaje, al que pertenecen los profesores Javiera Molina, Gabriela Cabrera, Marisol López, Patricio Balcázar, Érika Araya y Tania Ramírez.

Se hicieron actividades distintas, por más de 7 horas continuas, en los distintos ciclos, que inició con la lectura del poema Gracias a la Vida, de la folclorista chilena Violeta Parra y continuó con la lectura ininterrumpida de 100 Años de Soledad, del escritor colombiano Gabriel García Márquez, seguido del Desafío de la lectura, entre otras actividades.

“Nuestros estudiantes de primer ciclo de Básica, junto con sus profesoras, se caracterizaron de los personajes de sus lecturas favoritas. En el área de Educación Parvularia se presentaron obras a cargo de una compañía teatral que gustó mucho. Ya en el segundo ciclo de Básico y Enseñanza Media los jóvenes tuvieron respectivos encuentros con Margarita Di Giuseppe, autora del libro Una Mujer que Sueña; y Carolina Brown quien de forma remota desde España contó las anécdotas de su libro El Final del Sendero. El balance fue muy positivo, porque forma parte de las tradiciones del colegio”, resaltó Patricio Balcázar, jefe del departamento de Lenguaje.

La planificación de esta jornada terminó siendo exitosa con la participación de los más jóvenes: caso del estudiante de III Medio Agustín Baeza, quien además de compartir cuál es su libro favorito en el Desafío de la lectura, hizo una puesta en escena súper dinámica y creativa sobre la Divina Comedia, visible en el Instagram de nuestra institución, @CalasanzChile.

Referencia histórica

Por años esta importante fecha se ha celebrado el Colegio Calasanz, explica nuestro sacerdote escolapio Alfredo Calvo, quien como jefe del área, en el año 1998, instauró la tradición. “En el colegio estuve en dos etapas: desde el año 1978 hasta 1997 como director del colegio  Al año siguiente, en abril de 1998, volví en la asignatura de Lenguaje que en esa época se llamaba Castellano. Como jefe de ese departamento, organizamos la celebración el 23 de Abril del Día del Libro, considerando la muerte de Miguel Cervantes y William Shakespeare fue en la misma fecha, aunque no el mismo día”.

Año tras año, de esa manera, se fue institucionalizando el Día del Libro. “Nos caracterizábamos profesores y estudiantes de distintos personajes literarios. El profesor de Artes de ese momento colocó con cartulina en la puerta del colegio un mensaje que decía ‘el libro nos hace libres’”, señala el padre Alfredo, quien es un enamorado de la lectura, con más de 450 títulos leídos y narrados para personas ciegas o con discapacidades de la vista, que a través de su voz tienen contacto con la lectura. “Cuando académicamente me jubilé, sentí la necesidad de hacer un voluntariado, más allá de ser capellán. Ofrecí mi voz y el conocimiento para quienes necesitan leer, pese a tener limitaciones de la vista… y eso me hace sentir bien”, concluye el padre Alfredo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.