Colegio Calasanz | Junio 13 – ¿Huésped o prisionero?
21442
post-template-default,single,single-post,postid-21442,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Junio 13 – ¿Huésped o prisionero?

Junio 13 – ¿Huésped o prisionero?

El emir Ma´n ibn Zayd, al término de una difícil batalla, capturó a un grupo de hombres. Cuando supo que les esperaba la muerte, el más anciano de los prisioneros le dijo al emir: “Estamos hambrientos y no es justo matar prisioneros sin ofrecerles alimento.” Entonces, el emir hizo preparar un banquete, al término del cual el anciano dijo: “Según la costumbre árabe, ante éramos tus prisioneros, pero ahora somos tus huéspedes, por lo cual no puedes matarnos” Y el emir, conmovido por esas palabras, los puso en libertad.
Relato de la tradición árabe.

Este bello apólogo, contenido en el relato Simbad y el halcón sabio, es una iluminadora lección sobre el valor de la acogida y de la hospitalidad, capaz de traspasar cualquiera otra norma. Sabemos qué relevantes es en la genuina cultura oriental (y no degenerada en el fundamentalismo) y cuánto carecemos de ella nosotros, donde es fácil que se afirmen el rechazo, la especulación sobre el extranjero, incluso la prevaricación. Ciertamente corresponde que el huésped se comporte dignamente; no por nada el anciano recurrió hábilmente a una praxis codificada árabe: quien está a la mesa deja de ser un extraño.
Es pues necesario, el respeto de la ley de parte de ambos, el huésped y el dueño de casa. Pero el acento final de la parábola recae sobre la generosidad del emir. El texto termina con esta declaración pronunciada por un sabio cortesano. Es como la enseñanza conclusiva de la fábula y del sello que agregamos también nosotros sobre nuestra reflexión acerca de la acogida: “Príncipe, no sabemos cuál de los dos días es el más glorioso, si el de tu victoria sobre tus enemigos, o el día de tu perdón hacia ellos. Quien perdona ama, y quien ama vivirá eternamente”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.