Colegio Calasanz | Mayo 16 – Laicismo
20946
post-template-default,single,single-post,postid-20946,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Mayo 16 – Laicismo

Mayo 16 – Laicismo

Es obligatorio distinguir entre laicismo positivo y negativo. El laicismo sabe que la religión es un elemento esencial a la propia existencia y se preocupa por eso de su desarrollo. El laicismo inferior es el laicismo de los desprevenidos y de los impotentes. Pero Dios, aunque ignorado y desconocido está siempre en el fondo de nuestro corazón; y nos punza, nos agita, nos turba mientras no sea descubierto y confesado.
Giovanni Gentile

Hoy el debate sobre el laicismo ha agotado un poco a todos con el derroche que ha tenido de énfasis, desdeño y de lugares comunes. No resisto, sin embargo, a la tentación de proponer estas líneas porque provienen de un pensador ciertamente discutido, (también por sus opciones políticas), pero más allá de cualquier sospecha: se trata, en verdad, de un fragmento del último escrito antes de su asesinato en un atentado en 1944, del filósofo Giovanni Gentile, Génesis y estructura de la sociedad. De él se ha hablado como de un ateo devoto; en realidad, remitiéndonos a las palabras citadas, se puede decir de él que “no estaba lejos del reino de Dios”, por usar una expresión evangélica.
Lo que quisiera remarcar, es, sin embargo, su bellísima representación de Dios: él nos pulsa bajo la piel, se rebela en la inquietud de la conciencia. Habla en la profundidad del corazón. Y esta es la experiencia auténtica de la fe en su estadio germinativo y fecundo. Cuando aquella presencia misteriosa no “punza, agita y turba” más, entonces hay que tener miedo porque se está corriendo no tanto hacia el ateísmo .- que siempre es una opción severa, seria y finalmente dramática – sino hacia la indiferencia, la irresponsabilidad, el vacío interior, una meta mortal para el espíritu, para creyentes y para agnósticos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.