Colegio Calasanz | Mayo 12- El Tesoro
20938
post-template-default,single,single-post,postid-20938,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Mayo 12- El Tesoro

Mayo 12- El Tesoro

Preocúpate del tesoro que Dios te ha enviado. Lentamente se desliza entre los dedos y no lo volverás a ver hasta que debas responder de cómo lo has administrado.
Per Olov Enquist

Fue llamado la “conciencia crítica” de la sociedad escandinava. Nacido en 1934, es el mayor escritor vivo sueco. Leyendo su novela documental El viaje de Lewi, historia del fundador del movimiento pentecostal sueco, Lewi Pethrus, de su triunfo y de caída, me he zambullido en esta poesía espiritual. En su sencillez merece atención. Todos nosotros, incluso el que se siente derrotado, incapaz, infortunado en la vida, hemos recibido un pequeño tesoro hecho de inteligencia, humanidad, capacidad operativa, sensibilidad, etc.
Y viene a la mente la parábola de los talentos que es casi el ideal manantial temático de este canto (Mt 25,14-30). No importa si el tesoro vale mucho o poco; lo importante es no dejarlo deslizarse entre los dedos, disipándolo, y tampoco esconderlo bajo tierra engañándose creyendo que baste considerarlo intacto. Sí, porque el tesoro que Dios nos confía en realidad no es una piedra preciosa helada sino una semilla viviente destinada a fructificar, es una energía vital que debe operar, una luz pronta a irradiarse. La frase final es triste como lo es la parábola de Jesús: al término de la vida deberás responder” de tu inercia o de tu mezquindad temerosa”. La humanidad, es pues, como un mosaico: cada baldosa, aunque sea un solo recuadro de color – es necesaria para que la obra no esté oscura o rasgada, sino que sea un diseño completo y armónico.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.