Colegio Calasanz | Mayo 2 – El caballo de los sioux
20918
post-template-default,single,single-post,postid-20918,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Mayo 2 – El caballo de los sioux

Mayo 2 – El caballo de los sioux

Regala un caballo a quien te asegura que dirá siempre la verdad; tendrá que huir cuando descubras que siempre te ha mentido.
Proverbio sioux

A fines de año recibo siempre una veintena de agendas de distinto género y calidad (no todas de fácil uso). Algunas contienen arriba o abajo una cita; deshojando dichas citas – a menudo banales – he visto esta de los indios sioux. Lo ácido de la consideración la vuelve auténtica. La sabiduría popular no se entrega al encomio y a los mimos, sino que a menudo apunta a los vicios para reducirlos. Y hay que reconocer que casi siempre acierta en su reflexión: ¿quién no ha experimentado la desilusión de haber sido engañado por un amigo que te había prometido fidelidad y verdad eternas?
Pero al mismo tiempo, quizá también alguna vez nosotros hemos prometido sinceridad y franqueza después nos hemos enredado en doblez y falsedad. Ostentar lealtad y verdad, es lamentablemente un ejercicio que debe poner en sospecha al destinatario. Es esa verdad del alma que Jesús atacaba sin atenuantes, esto es, la hipocresía, una actitud diabólica si es cierto que Satanás des el padre de la mentira. Y la mentira es justamente llamar bien al mal y mal al bien, como advierte Is 5,20; cuando se entra en este régimen del engaño sistemático, es difícil escapar de sus redes. Goldoni, en su comedia al respecto, “El mentiroso“, observa que justamente: “las mentiras son por naturaleza fecundas, ya que una sola da origen a un ciento”. Y al final, como único remedio, queda justo el caballo de los sioux.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.