Colegio Calasanz | El mínimo
20594
post-template-default,single,single-post,postid-20594,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

El mínimo

El mínimo

Abril 12- El mínimo

Moisés descendió del Sinaí y reunió al pueblo: “Escuchad, debo comunicaros una noticia buena y una mala”. “Dinos primero la buena”, exclamó el pueblo a una sola voz. Y Moisés: “La buena noticia es que he logrado reducir de quince 15 a diez los mandamientos… La mala es que, sin embargo, para el adulterio no he podido hacer nada.”
Historieta judía.

Una incursión en el humorismo judío; muchos saben que es una de las hilarantes historietas que a menudo propone Moni Ovadia, autor capaz de mezclar géneros diversos para enseñar su matriz cultural y religiosas. Sin embargo, este apólogo, nos permite un poco libremente una reflexión seria también para Aldo Palazzeschi, que advertía que la ironía es el vértice de la política del espíritu. En el relato de Ovadi hay un elemento característico del comportamiento humano: La opción por ello mínimo.
Sobre todo en el ámbito moral, el descuento es la pregunta más frecuente. No por nada, ha proliferado, también a un nivel teológico, la casuística: ciertamente su función es temperar el rigor de la norma con los atenuantes inducidos de los contextos, de las situaciones, de las justificaciones. Pero progresivamente esta praxis ha hecho empalidecer los principios, conduciendo siempre más hacia el compromiso, la excepción, el mínimo común denominador ético. No se puede construir una verdadera moral sólo sobre el mínimo. Al revés, es desde el ideal desde donde se debe proceder (“Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”, decía Jesús en Mt 5,48.), y de ahí descender, recurriendo – cuando es necesario – a la misericordia y a la comprensión.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.