Colegio Calasanz | La prisa
20590
post-template-default,single,single-post,postid-20590,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

La prisa

La prisa

Abril 10 – La prisa

El camino más rápido hacia una meta parece a menudo breve y directo. Pero todo cuanto es precioso no es fácil ni veloz de alcanzar; quien va muy de prisa por su camino, a menudo llega a la meta sin darse ni cuenta.————————-
Gernot Candolini

Nuestro autor es un austríaco que se puso a estudiar los laberintos diseñados en las catedrales, en los prados y jardines, y que finalmente publicó un libro sugestivo de reflexiones simbólicas, Descubrirse a sí mismo en el laberinto. De sus páginas he extraído el fragmento transcrito que desmontan———– una de las leyes fundamentales de la sociedad: contemporánea:; la prisa. Todo es de repente; es el lema del actual modo de vida acelerado; .: y sin embargo, es ley de la naturaleza y de la sabiduría, que todo lo que es “muy apreciado” deba ser conquistado con paciencia y laboriosidad.
Pensemos en los nueve meses para el florecimiento pleno de una criatura humana, en los ritmos estacionales, en la verdadera poesía que debe de ser “ destilada en casta cera” como hacen las abejas, por usar una imagen de un poeta delicado como Clemente Rebora (1885-1957). Quien vive apurado, ignora las verdaderas metas y vive agitado continuamente sin tregua, logrando así vivir insatisfecho. Dediquémonos pues a contemplar, como bajo un microscopio, la complejidad de la vida y de la realidad que a menudo son similares a un laberinto , ejercitando y conservando placidez y serenidad. Escribe Candolini: “ Cuando al inicio de un camino hay una sonrisa, se la encontrará también al final…” En el paciente girar en torno al centro, se encuentra mayor sabiduría que en un único———— rápido éxito”. Hemingway , el escritor norteamericano de vida tan agitada, en Verdes colinas de África habría debido ccondenador “ aquella excitadísima perversión de vida, es decir, la necesidad de hacer cualquier cosa en un tiempo menor del que en realidad correspondiera”

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.